×

GRACIAS

Que a veces solo tienes que detenerte frente a un espejo y dejar que este te muestre lo que hay reflejado en él, no para juzgarte sino para poder verte. Para poder verte entera, por dentro y por fuera como un hermoso ser, equivocado a veces y acertado en otras, que en un intento feroz por vivir debe recordar que es un ser inocente cuya única labor en la vida es vivir experiencias hasta que comprendas que no hay culpa, que eres un ser inocente transitando en un camino incierto por descubrir y que sólo de ti depende aquello que descubras, solo del permiso que tú te concedas, sólo de tu creencia y de cómo te limites en ella.