Ánclate a tu bienestar

Anclaje PNL

Un anclaje es una técnica de PNL (programación neurolingüística), consiste en asociar un estímulo que puede ser visual, olfativo o cinestésico a un estado emocional.

Así, cuando repetimos el estímulo se evocará el estado emocional al que hemos asociado a dicho estímulo cuando hicimos el anclaje. En psicología se llama Respuesta Condicionada.

“Toda persona cuenta con los recursos necesarios para alcanzar los objetivos deseados”, es una de las presuposiciones de la PNL.  Dentro de nosotros está aquel recuerdo, aquella experiencia que puede aportarnos los recursos necesarios para en un momento dado afrontar una situación que se nos presenta difícil y que puede desbordarnos.  Los anclajes nos permiten acceder a nuestros recursos internos en el momento que los precisamos.

Os pongo algunos ejemplos donde se puede recurrir a un anclaje para salir airoso/a de una situación:

  • Tienes que hablar en público y tu nerviosismo llega a un punto que tienes ansiedad, te tiemblan las manos…
  • Eres una persona impulsiva y no puedes contener la respuesta en ciertas situaciones porque te sientes atacada/o.
  • Eres tímido/a y si alguien del sexo opuesto se te acerca, no sabes que responder y te pones a temblar o te bloqueas en la conversación.
  • Discusiones con la pareja.
  • Vas a un examen o una entrevista de trabajo y tu ansiedad te desborda.

En estos ejemplos de situaciones, un anclaje puede funcionar para que tu estado emocional sea más tranquilo y puedas llevar a cabo esas actuaciones con más seguridad.

Para realizar un anclaje debemos elegir el estímulo que utilizaremos como “ancla”, procurando que ese estímulo sea exclusivo para ese fin. El anclaje se realizará recordando vivamente y con todo lujo de detalles la experiencia que hayamos elegido y en el momento que las sensaciones sean más intensas. Se pueden utilizar uno o varios de los sistemas representacionales: visual (colores, formas…), auditivos (sonidos, palabras…) o cinestésicos (olor, sabor, tacto…).

Ejemplos de estímulos:

  • Una imagen (estímulo visual): una foto de un lugar donde lo pasé genial e inmediatamente me vienen recuerdos de esos momentos y me siento tan bien como cuando estuve allí.
  • Un sonido (estímulo auditivo): escucho una determinada canción y me transporta a un momento de mi vida donde era muy feliz.
  • Un olor (estímulo cinestésico): un perfume que fue muy especial para mí o el olor de una comida en un momento significativo de mi vida.

Con esta breve explicación espero que tengas una idea de en qué consiste un anclaje.  Puede ayudarte en momentos decisivos en tu día a día y procurarte mayor bienestar emocional.

¿Dónde se realiza y cuánto dura?

A través de skype o la app de zoom.us.

La sesión es breve, dura alrededor de 10 -15 minutos.

El anclaje se realiza en dos sesiones, la primera para realizarlo y la segunda, entre 7 y 10 días después, para reforzarlo.

¿Qué coste tiene?

Puedes escoger tú cuánto puedes pagar por la sesión de anclaje + sesión de refuerzo: entre 30€ y 70€

La cantidad no condiciona la calidad de la sesión.

Para más información o solicitar cita:

Escríbeme por WhatsApp