Horóscopo semanal

  • Horóscopo semanal

    Del 19 al 25 de octubre de 2020

    Una duda abre puertas, una certeza las cierra

    ¡Hola almas bellas!

    ¿Cómo lleváis las retros y cuadraturas varias?

    Esta semana, continúa la movida: tenemos a Mercurio retro en oposición a Urano retro también, Venus en trígono al trío lalalá ( [19], [24] y [21]), el 22 ingresa Lilith en Tauro, el 23 el Sol ingresará en Escorpio desde donde opondrá a Lilith nada más ingresar + Luna creciente en Acuario y el 25 se produce la conjunción inferior de Mercurio.

    ¿No apetecen unas vacaciones en alguna isla paradisíaca?

    Vamos por partes:

    La oposición entre Mercurio y Urano, estando ambos retros, es la necesidad de romper y acabar con ideas y creencias limitantes y obsoletas.

    ¿Cómo sabes si tienes una idea limitante u obsoleta?

    Porque estás jodido por lo que crees, básicamente.

    Si lo que piensas sobre la vida, sobre ti o tus circunstancias te hiere o te cabrea, algo hay ahí con lo que debes trabajar. Algo hay que desestructurar.

    El ser humano no fue creado para andar hipotecándose en emociones muy caras de sostener y mantener, desgastándose en un intento por no cambiar sus circunstancias, pensamientos o vivencias.

    Desde que naces hasta que dejas el cuerpo, vives un cambio constante.

    La vida es cambio. Constante y continuo. El cambio no duele. Duele no haber vivido las circunstancias xxx (sustituye xxx por las circunstancias que identifiques) plenamente y darte cuenta tarde, duele resistirte a que tus circunstancias puedan ser otras, duele todo aquello que nos imaginamos que nos sucederá si perdemos el control. Duele el apego. Duele el invento más cruel de la mente: la culpa.

    La vida no es un camino de rosas, dicen. Y te lo tienes que creer. Ya trabajan con empeño para que lo hagas, para que te lo creas.

    Pues no.

    Te invito a que experimentes los eventos que te sucedan esta semana desde una perspectiva más amplia, concediéndote el don de la duda.

    No midas o juzgues en función de cual crees que va a ser el resultado de esto o aquello. El resultado no siempre es importante, a veces, lo importante está en el proceso, en lo que eres capaz de observar en el durante.

    Y no hay mejor momento para empezar a hacer ese cambio de postura o perspectiva, si es que todavía no lo has hecho, que esta con el ingreso del Sol en Escorpio. Por mucho que se oponga a Lilith. Por mucho que se opongan diferentes partes de ti en un debate estéril sobre cómo hay que actuar. Mucho ruido y pocas nueces. Sólo observa y atiende lo que puedes atender en este momento. Y cuando hayas atendido lo que puedes atender en este momento, atiende lo que corresponda al siguiente momento.

    Transforma tu visión para permitirte ocupar un espacio más ancho y no tan limitado por suposiciones. Por creencias. Por definiciones. Sólo acepta lo que hay y existe a tu alcance en este momento y permítete ahondar, vivir en el presente, transitarlo, experienciarlo, conocerlo, atenderlo o liberarlo. Lo que corresponda que pueda ayudarte a crear nuevas formas de valorar tu potencial y tus propios conocimientos sobre ti mismo y sobre tu entorno (trígono Venus-lalalá).

    Alimenta una nueva visión más conciliadora y condescendiente contigo mismo (Luna creciente en Acuario).

    Sobre el ingreso de Lilith en Tauro y su oposición con el Sol en Escorpio os he hablado aquí:

    Vienen olas, señoras y señores.

    Tardarán una semana, dos o tres, pero ya están aquí.

    Van a querer que vivas esta Lilith muy atormentadamente. Alimentar la desconexión con mamá 🌍🤰🏻. Las circunstancias van a invitar al miedo, la desolación, la crispación y los enfrentamientos. ¿Por qué? Porque de esto va esta época, de trabajar nuestras relaciones y nuestra relación con la materia.

    Si estás perdiendo el tiempo en ver los 3275842 vídeos de Sánchez mintiendo, los 23598747 vídeos del que hace una moción de censura para nada, los 55842 de la raza superior más próxima a la genética francesa que española o lo que sea que quieran enseñar y mostrar que sólo te lleva a alinearte con un tipo de pensamiento, mientras estás a favor o en contra, no estás conectando contigo.

    Estás pensando y visualizando conflictos externos que, seguramente, te produzcan indignación, irritación, malestar, etc…

    Estás cocreando la mierda que te venden unos y otros (los mismos todos) y estás relacionándote contigo mismo de una forma perjudicial.

    Hazlo en positivo.

    Busca perfiles que te expliquen cosas sobre el diseño humano, sobre la forma de procesar las emociones o su utilidad, medita, retoma el contacto contigo mismo, sustituye el tiempo que dedicas a ver info de ese tipo por tiempo en contacto con la naturaleza, con tus seres queridos, con tu familia o conociendo gente nueva. Y dejándote conocer. Mostrándote. Muéstrate como eres, con tu luz y con tu sombra, que de eso irá el Sol en Escorpio.

    Dedícate a relacionarte contigo mismo, sanándote. Dedícate a relacionarte con tu entorno o un nuevo entorno que te permita crear ambientes y circunstancias agradables.

    ¿No has escuchado que quien siembra vientos cosecha tempestades? Cosecha amor y autoconocimiento. Crea puentes.

    Es el momento para dar el paso de acercarte a ti y la forma más fácil de hacerlo, todavía está el Sol en Libra, es recoger y entender esto: una duda abre puertas, una certeza las cierra.

    No te cierres en falsas verdades. En verdades mentirosas. Sigue. Siempre. Un pasito más. Que andar no siempre significa alejarse, a veces es lo que debemos hacer para aproximarnos más a nosotros mismos, dar el paso.

    El 23 a las 18h de la tarde daré una conferencia sobre el propósito y la herida del alma desde el enfoque, principalmente, de la terapia regresiva.

    La conferencia es en streaming, puedes seguirla desde cualquier parte del mundo. Después de la charla, además de resolver dudas, habrá un espacio de tiempo para que pueda haber una puesta en común de las reflexiones y vivencias de pacientes de Terapia regresiva. Esta puesta en común creo que puede beneficiar no sólo a quienes ya están haciendo terapia regresiva, sino a quienes quieren comprender un poco mejor el juego de la vida.

    Si eres paciente, la aportación son 5€, si no lo eres la aportación son 20€.

    Para inscribiros, escribidme por WhatsApp.

    Y ahora vamos con la sección que más mola, la sección…

    JABEGUÍN

    La palabra de esta semana es IZAK. Preparado.

    ¿Izak para encontrarte a ti mism@?

    Izak, listos, ¡YA!

    Feliz semana, JABEGUINES.

     

    💜 Laura

     

    La pedazo de frase que enmarca este horóscopo y la imagen de portada es de Chema Madoz, poeta de la fotografía.

    Para pedir cita o información, escríbeme:

    Escríbeme por WhatsApp
  • Horóscopo semanal

    Del 12 al 19 de octubre de 2020

    Quelqu'un m'a dit

    ¡Hola almas bellas!

    Tenemos por delante una semana de cierre, de empezar a cerrar y empezar a soltar.

    Veréis, si hablo de energía femenina en astrología, rápidamente -si tenéis conocimientos mínimos de astrología- lo asociaréis con la Luna o Venus.

    Muy pocos tenéis en cuenta el papel de Saturno en la feminidad porque no está muy extendida la verdadera naturaleza de lo femenino.

    Saturno es un planeta femenino. Es el proceso por el que la semilla pasa de estar escondida en el interior de la tierra a transformarse en un árbol o una planta.

    Es un planeta creador y crea dentro de las leyes que nos gobiernan, en este mundo, ser implica también no ser. No quiero acompañaros a una reflexión tipo 🤯, solamente quiero señalar que la energía que está en auge, en movimiento, es la energía femenina. La energía creadora unida a Plutón, ha hecho brotar muchas cosas que ya existían previamente en el interior de cada uno.

    No me refiero a la crisis del covid, solamente, muchos de vosotros lleváis un tiempo transitando el camino del autoconocimiento.

    En este camino, las experiencias dejan de ser «eso que me pasa» a «esto que estoy viviendo» y, tarde o temprano, acabas alcanzando el entendimiento de que eso que sucede o experimentas, está creado por ti.

    ¡Qué fácil es señalar lo que hacen los demás! ¡Y más con este Sol en Libra!

    Pero ya acaba el tiempo en el que uno depende de lo que le sucede para vivir o sobrevivir. Para actuar de una determinada manera u otra. Para hacer o deshacer.

    Contemplad la conjunción Saturno-Plutón de forma similar a una Luna nueva.

    Se dio en enero y pronto nos llegó el momento para sentarnos a observar qué conteníamos. Nos gustara o nos desagradara, la realidad contenida en tu vida apareció. Te encontraste con tus decisiones y con el lugar en el que estas te habían conducido.

    Fue en abril cuando empezamos a adoptar un papel más activo (primera cuadratura, asimílalo a una Luna creciente) frente a lo que observábamos que germinaba. Esto pudo ser con o sin incomodidades, en función, evidentemente, de ti.

    ¿Lo abonaste? ¿Lo regaste? ¿Lo aceptaste? ¿Hiciste por mejorar? ¿Te resististe?

    En julio llegó la oposición: luna llena.

    Los «problemas» aparecieron que daba gusto verlos, de 3 en 3 para que pudiéramos ir bien servidos. Por si nos quedaba tiempo.

    Lo que no debía ser, también se contempló.

    Y ahora, esta semana, tenemos la segunda cuadratura antes de cerrar ese ciclo. Momento para soltar definitivamente todo aquello que pesa e impide nuestra correcta expresión.

    Cerrar el ciclo no implica que «acabe» la «anormalidad» que rodea tu vida ahora. Sigue habiendo un mundo entero por descubrir y seguirán habiendo aspectos (he leído a astrólogos diciendo que tienen ganas de que llegue 2021, no han visto 2021 como viene 😆😆😆, menos mal que la vida me ha dado un master en Acuario) o eventos astrológicos que nos saquen de nuestra supuesta «comodidad».

    La comodidad está en tu interior, no en las circunstancias que te rodean. 

    Es el A E I O U de este año, por muy personalizadas que sean las circunstancias, o te reconcilias contigo y con tu lado femenino y creador, permitiéndole ser, o ya me contarás qué piensas hacer para adaptarte.

    ¿Adaptarte sufriendo y batallando contigo mismo?

    Y para que esta «fase menguante» pueda sernos mucho más sencilla de llevar y hacer, para que veáis que la casualidad no existe, ya tenemos a Marte retro.

    A principios de septiembre todos teníamos una idea de lo que queríamos hacer, nos dirigíamos a Marte en Tauro, queríamos centrarnos en eso que tanto bienestar nos proporciona hacer, por los motivos que sea.

    Su retro nos ha forzado a observar, nuevamente, que las cosas no suceden cuando nos sale del arco de triunfo, nos proporciona la posibilidad de corregir nuestra forma de encaminarnos. Y ahora, aclimatados a este espacio de no-prisa, llega la retro de Mercurio.

    Mercurio inicia su retrogradación en Escorpio, signo que rige Plutón (con el que tuvo froti-froti Saturno en enero) y esta retrogradación va a servirnos de mucho para observar cómo nos obsesionamos.

    El obseso o la obsesa que hay en tu interior va a salir del armario.

    ¿Te obsesionas con los detalles? Las movidas van a venir por ahí.

    ¿Te obsesionas con el control? Las movidas van a venir por ahí.

    ¿Te obsesionas por inseguridad? Esta se va a hacer más evidente.

    ¿Te cuesta poco montarte películas? Aquí te viene una en versión original.

    Vaya gran 💩, me dirás.

    Pues sí, jabeguín, pero los astros están modo Carla Bruni: quelqu’un m’a dit que tienes eso por trabajar…

    Eso que suceda en los próximos días no lo hace para que reproduzcas tu obsesión o tu pasión (que la pasión horizontal está muy chula 👩‍❤️‍💋‍👨 , pero la vertical [querer imponerte, manipular dominar… a otro o a ti] no mola un ápice).

    Si estás dispuesta a desprenderte de todo eso que hay entre tu «yo consciente» y tu verdadero ser y contemplar desde la perspectiva y el entendimiento y comprensión, empiezan unos días muy muy muy útiles para ti.

    ¿Cómo se contempla desde la perspectiva? Es muy sencillo, cuando contemples sin juicio hacia ti o hacia la circunstancia, entonces, estás en perspectiva.

    Todo lo que eres capaz de entender humanamente, lo haces desde la interpretación. Interpretas lo que te sucede. De ahí que puedas darle un enfoque u otro.

    No se trata de enfocar de forma optimista o pesimista, se trata de no juzgar lo que eres, lo que sientes, lo que sucede.

    Y comprender, también, que aquello que pertenece a tu memoria está totalmente distorsionado y condicionado por tu interpretación.

    Hace poco os dejé un vídeo en instagram hablando de los aspectos de Marte en su retro avisando de que la fiesta re-empezaba el 29 de septiembre.

    Hace años os escribí en un horóscopo, creo que fue un semanal o un anual, que lo mejor que podíais hacer era ahorrar porque iban a caer castañas grandes. Fue con motivo del ingreso de Urano en Tauro.

    Economistas suizos y alemanes ya están diciendo que España está en default. Que es un estado fallido.

    Os dije en ese mismo horóscopo que España es Sagitario. Ignoráis el horóscopo de Sagitario si no tenéis el Sol o el ascendente, y, al menos si vivís en España, debería ser el primero que vierais.

    Los horóscopos anuales son generalizaciones, no están hechos en base a una carta natal o a tus datos, no va a ser nunca personalizado… pero sirve para saber cómo va a estar el ambiente.

    Las fechas de España, desde el confinamiento hasta la utilidad de este tiempo para los que habitamos en este espacio están ahí, en el horóscopo de Sagitario 2020.

    Sagitario tiene una flor en el culo (lo dije). Lo que no significa que aquí nadie sufra o lo pase mal, ojo, significa que mientras la crisis a nivel mundial se va a mover de una determinada forma, nosotros lo vamos a vivir de otra.

    Así que en este tiempo para soltar, no estaría mal aprender a soltar aquello que te aferra a un sistema basado en el sufrimiento, el esfuerzo y el sacrificio.

    Venga de dentro o de fuera.

    Porque para eso vas a experimentar o has experimentado aquello que transita por tu camino, para aprender a relacionarte contigo y, por extensión, con los demás.

    Recuerda que Mercurio, en su retro, volverá a Libra.

    Pero, de eso ya hablaremos…

    JABEGUÍN

    Y en la sección Jabeguín de esta semana tenemos la palabra BERESHIT.

    En el principio.

    Porque siendo un alma inmortal, para nosotros no existen los finales… existen los principios.

    Feliz semana, JABEGUINES.

    💜 Laura

    Para pedir cita o información, escríbeme:

    Escríbeme por WhatsApp
  • Horóscopo semanal

    Del 5 al 11 de octubre de 2020

    Lo que para la oruga es el fin del mundo...

    ¡Hola almas bellas!

    En dos horas Plutón dejará de retrogradar. Cuando un planeta deja de retrogradar no está directo, está estacionario, es decir, quieto. Es una detención breve que permite que nos aclimatemos al cambio de sentido.

    Sin embargo, Plutón es Plutón.

    Ha estado requetemegasobadísimo entre Júpiter y Saturno.

    Veréis, primero empezó a retrogradar Plutón estando en conjunción separativa con Júpiter (abril 2020), parecía que las sorpresas ya se habían manifestado, todo lo que quedaba por hacer era profundizar en ellas. Seguro que descubriste cosas sorprendentes sobre ti en ese mes, recuérdalo (voy a empezar a recomendaros que llevéis un diario para hacer vuestras ecuaciones interpretativas 😁).

    Bueno, tal vez no fueran (algunas de esas cosas) tan sorprendentes, pero seguro que las recuerdas.

    Cuando parecía que… Júpiter tornó retrógrado.

    Empezó a echarse la siesta junto a Plutón hasta agosto que cambió de cama. Misma habitación, pero nos dejamos espacio.

    En septiembre, Júpiter dejó de retrogradar. Ya está activo nuevamente. Muy activo. Tenemos unas ganas de saber qué pasará y cómo será (algunos con esperanza, otros en plan destroyer, cada uno a su gusto) pronunciadas.

    Esto para Plutón es como tener el niño-mosca-cojonera que te levanta a las 4 de la mañana para saber qué han traído los reyes o el ratoncito Pérez.

    Todo optimista (o inefablemente pesimista o ambos a la vez, somos seres llenos de contrastes) e ilusionado, Plutón no se puede definir como el amor paciente que contempla estos estados pacientemente.

    Por si fuera poco, Saturno también está conjunto ahora a Plutón.

    Va a despertar rodeado de gente.

    Esto en nosotros se refleja como las diferentes partes de nuestro ser que pueden funcionar equilibradamente (cada una ocupando su lugar y alineadas) o que pueden estar constantemente batallando entre sí.

    La columna vertebral, ahora, está situada en Plutón.

    Plutón es nuestro potencial, nuestro verdadero poder que no es otro que el de poder transformar, de regenerar, transmutar. Puedes transformar lo que quieras cuando quieras, todo aquello que el humano ha sido capaz de vislumbrar en su mente, ha sido capaz de hacerlo. Y lo que no se ha materializado aún, estamos en ello. Pero somos eso, seres creadores que transformamos, transmutamos.

    Nuestra labor, ahora, es reparar todo aquello que ha sido mostrado en los últimos tiempos.

    La transformación, desde hace años, está dirigida hacia el sistema en el que nos sostenemos como sociedad, aunque esto lo observaremos más nítidamente y trabajaremos con ello de forma profunda durante el tránsito de Saturno por Acuario, y como individuos.

    Antes de poder darse cambios sociales o generacionales es necesario que cada uno haya sido capaz de trabajar en la transformación de sus propias estructuras mentales.

    Las estructuras mentales, el orden que pretendemos asignarle a todo, nos ofrece una falsa sensación de seguridad porque nos otorga la comprensión. Como lo veo, lo entiendo. Entiendo lo que veo.

    Eso se acabó.

    Y ahora, con el despertar de Plutón, no acaba nuestro proceso individual (Plutón va a seguir en Capri, son Júpiter y Saturno los que ingresan en Acuario), pero sí es necesario que aprendamos a impulsarnos en nosotros mismos.

    Saturno requiere de tu compromiso para poder ser la mejor versión de ti mismo y tu mejor versión es una que no teme someterse al cambio porque persigue la evolución.

    ¿Puede evolucionar algo o alguien desde la detención?

    Es algo que ya debes haber aprendido para cuando Saturno salga de Capricornio para ingresar en Acuario porque Plutón (los cambios) seguirán estando, pero la primera ficha, la segunda, la tercera… con la que sea que estés centrándote ahora, tiene que tumbarse ya.

    Tumba tus propias mentiras.

    Llega ayuda para ello, llegan los cambios, llega esa visión de lo que se transforma en nuestro entorno o en nuestra realidad más allá de nosotros mismos. Llegan los cambios que esperas ver, aunque no sepas qué quieres ver exactamente.

    Damos un pasito nosotros (retro), un pasito el universo.

    Así que esto es como si hubiésemos estado haciendo cola y conociéndonos y ahora, ya, toca montarnos en la montaña rusa.

    Somos expertos en montañas rusas. Has sobrevivido a todas las que has vivido hasta ahora, de hecho, fíjate que cuando has querido disfrutarla o entenderla de una forma más amorosa, amena o sanadora, lo has podido hacer.

    La cuestión (que estoy oliendo la comida) es que esto ya lo hemos hecho:

    Ahora vamos a:

    La cuestión no es hacerlo perfectamente o no, la cuestión es que conectes con la aceptación de todo tu potencial. Del que hayas descubierto, te parezca ahora más o menos. Vales un potosí y punto. Alinéate con ese saber, ese sentir y cuando lleguen los finales del mundo o de eso que conocías del mundo, recuerda que lo que para la oruga es el fin del mundo, para el resto del mundo es una mariposa.

     

    Recordad que esta es la última semana para poder inscribiros en el curso de Astrología que empieza el 20/10/20 (no me digáis que no escojo las fechas con esmero, portal energético + semisextil Marte – Neptuno retros) y que el 16 tenemos meditación guiada de Luna nueva en Libra, si quieres más información o inscribirte, ponte en contacto conmigo a través de WhatsApp en el teléfono 911196912.

    En Youtube tenéis la experiencia que comparte, muy generosamente, Eva para que podáis ver parte del proceso de Terapia Regresiva y el horóscopo general anual (2021), Libra 2021 y Capricornio 2021.

    El resto de signos los iré subiendo aunque todavía podéis seguirlo en directo (streaming) en las fechas señaladas aquí.

    Venus ya transita por el signo de Virgo, os dejé información aquí:

     

    Ver esta publicación en Instagram

     

    #Venus ya está en #Virgo para trabajar con las necesidades del cuerpo. Es durante este tránsito desde donde: El 11 de octubre formará trígono con Urano desde Tauro 👉🏻 las inestabilidades que se muestran lo hacen para que acomodes tu postura. Quejándote no te acomodas, haz lo que tu cuerpo te pide hacer. 18 de octubre: oposición Venus – Neptuno 👉🏻 ¿te han contado películas o las cuentas tú? Los cuentos de la lechera caen por su propio peso. Buen momento para evidenciar la coherencia entre lo que haces con tu cuerpo y lo que “deberías” hacer. Recuerda que las necesidades del cuerpo son los caminos del alma para expresarse. #astrología #VenusenVirgo #Venus #astroconsejos #equilibrio #LauraVera

    Una publicación compartida de Laura Vera (@astrolauravera) el

    Y en la sección JABEGUÍN de esta semana os dejo con el cuento de QUESÊF de Carmen Haut (cabalista).

    Feliz semana, JABEGUINES.

     

    💜 Laura

    Para pedir cita o información, escríbeme:

    Escríbeme por WhatsApp
  • Horóscopo semanal

    Del 28 de septiembre al 4 de octubre de 2020

    La pena de ser ciego

    ¡Hola almas bellas!

    Ya está aquí el segundo horóscopo prêt-à-porter temporada otoño 2020 y no puedo empezarlo de otra forma que no sea agradeciendo todos y cada uno de vuestros gestos.

    La despedida de los 33 y recibimiento de los 34 han sido una maravilla.

    No sólo tenemos que celebrar lo que recibimos, también lo que soltamos y despedimos, me sorprendí a mí misma despidiendo sin prisa… creo que por primera vez.

    Siempre he querido saber qué hay después. Empezar es genial.

    De eso sabe mucho Júpiter, el actor secundario pero imprescindible de toda esta movida que ha habido -y sigue habiendo, ahora veréis que semana- en Capri.

    Nos está enseñando mucho a soltar y nos anima con nuevos comienzos.

    Ingresó el 2/12/19 en Capricornio, participó del stellium con el que iniciamos el 2020 bien conectadito al nodo sur, brilló en el encuentro de Marte con Plutón y Saturno y le ha dado un altavoz a Plutón hasta que se una a Saturno para ingresar en Acuario.

    Todos hemos tenido que despedirnos de algo. De alguien. De un estilo de vida. De una forma de pensar.

    Y es complicado hacerlo porque nos han enseñado que hay que despedirse cuando uno ha sufrido o se ha esforzado lo suficiente como para decir «no puedo hacer más».

    Nos han enseñado a mirar las despedidas desde la fugacidad. «Mira, ya has acabado las oposiciones, ahora pasa tu atención a otra cosa». «Se ha acabado tu matrimonio: llora y, luego, céntrate en ti.».

    Nadie nos dice que celebremos los finales. Que nos detengamos unos momentos para sentir y ser eso que se va y reconocer todo aquello que nos ha aportado.

    La ilusión de los comienzos está llena de emoción. Qué será. Qué sucederá. Qué puedo hacer. Qué puedo lograr u obtener. Comprendemos fácilmente que los principios pueden ser un poco caóticos pero que la posibilidad de que salga bien siempre está ahí.

    Piensa en qué le dices a un niño su primer día de colegio. En lo que puedes esperar que sea su principio. Quizás se integre y adapte rápidamente. Tal vez, le cueste un poco más. Pero todos sabemos que prestando atención y reconduciendo, un principio es siempre una oportunidad.

    Piensa en cuántas veces te has permitido celebrar tus finales de curso de la vida. Los finales de los ciclos. Los finales de las etapas.

    En astrología Júpiter es el gran benefactor.

    Poco hablamos de los regalos y legados de Saturno, es fácil señalar su dureza y rudeza. Sus tránsitos son fácilmente palpables en nuestra existencia, son esos «dos años que no levanto cabeza o no sé qué me pasa». Todo se tuerce. Todo parece más cuesta arriba. Todo es más complejo y te obliga a aprender igual que en un juego de muñecas rusas en las que siempre parece que la última es la que acabas de abrir y, sin embargo, sigues encontrando una y otra y otra y otra dentro.

    Pero eso acaba pasando y acabas superando esa dureza y esa rudeza sabiendo algo más que puede serte muy útil para guiarte en tu camino.

    Júpiter tiene otra forma de regalar.

    Júpiter siembra semillas llenas de oportunidades y posibilidades.

    No te entrega un regalo después de demostrar tu capacidad para recibirlo, hace todo lo contrario: te da como regalo esas semillas para que seas tú quien se encargue de la cosecha. Eres tú quien decide qué hace con eso.

    Así que estando en todo esto de dejar atrás una normalidad, es momento para aprender a despedir. Con alegría. Con agradecimiento. Con conocimiento. Con conciencia y consciencia.

    Saturno y Plutón despiertan esta semana. No vienen tiempos fáciles. Viene un tiempo final. Un tiempo final de muchas cosas. Por eso es importante que seamos muy conscientes de que el primero en despertar en Capri ha sido Júpiter. 

    Y en su camino va a unirse velozmente a Saturno para seguirle en su tránsito en Acuario donde va a ir a velocidad correcaminos hasta acariciar leve pero contundemente a Piscis en el próximo año.

    La velocidad de Júpiter, color sobre pantalla 🙂

    ¿Por qué os suelto todo este pergamino? Porque creo que es importante que comprendamos que todo lo que suceda es una semilla. Una semilla que llega después del tránsito de Saturno (es el primero en abandonar Capri), es decir, una semilla acorde a nuestros méritos. Estas semillas que estamos recibiendo ahora son el legado de Saturno que nos ofrece infinitas posibilidades con lo que ya se ha aprendido en el pasado.

    Saturno es el primero en irse: su paso precede a Júpiter igual que lo hace la azada a la semilla.

    Ya hablaremos de la emoción del inicio un poco más adelante, pero empecemos a celebrar las despedidas siendo conscientes del momento que vivimos para con nosotros mismos.

    Igual que si fuera fin de curso porque, al fin y al cabo, todo es un fin de ciclo que ha pasado por tu vida para dejarte experiencias, aprendizajes, vivencias… todo pasa para sumar en ti.

    Horóscopo semanal

    Vamos a centrarnos en esta semana, que viene tal que así:

    29

    30

    1

    2

    3

    4

    Martes

    Miércoles

    Jueves

    Viernes

    Sábado

    Domingo

    Saturno directo

    Descansito

    Luna llena en Aries

    Venus en Virgo

    +

    Quincuncio

    Sol – Urano

    Descansito

    Plutón directo

    La semana es prometedora, de las que pican los ojos cuando miras.

    Saturno despierta hoy y lo hace desde el grado 25 de Capri para definir lo que sí y lo que no. Lo que es y lo que no es. Llega el final de un ciclo (¿dónde tienes el eje cáncer – capri en tu carta natal? Ahí está tu movida) y la fiesta empieza ya.

    Plutón despertará el domingo. Mucha energía de golpe que nos demanda cambiar nuestra forma de proceder y mantenernos en una coherencia. Nos pide soltar.

    Si eres coherente contigo mismo, todo lo demás son sólo variables. Uno está bien cuando su sistema de vida es coherente con su ser. Es todo cuanto tienes que tener en cuenta. Descárgate de pesos.

    El Sol y Urano conectan estando Urano retrógrado. Eso que tienes que cambiar o aquello de lo que debes liberarte y soltar se pondrá de manifiesto y lo hará después de una Luna llena que promete exaltar el ego.

    Los ánimos van a estar caldeados, pero aunque estemos hablando de pasar de retro a directo, sigue dirigiendo tu atención hacia dentro.

    Fíjate en si tu ego se manifiesta lastimado o con virulencia. Si no lo hace. Si crees que te vas a alterar mucho… y al pasar la semana no es así o viceversa. O tal vez te reconozcas. Fíjate en tu entorno y cómo les acompaña la semana… cómo responden a ella.

    Es buen momento para observar a tu entorno desde una posición distinta a la crítica: desde la comprensión. Sus criterios y razonamientos, por muy distintos que parezcan a los tuyos, son válidos para ellos. Da el paso hacia el no-juicio y lo liberador que es no tener que tener una opinión para todo.

    Es, también, un buen momento para que hagas autocrítica (desde el amor, no desde el palo) y empieces a centrar en manifestar tu coherencia sin fingir ser alguien mejor o distinto a quien eres, sencillamente, reconociéndote.

    Recomponiéndote, si es necesario.

    Disfrutando el momento, también.

    Mirad:

    29

    30

    1

    2

    3

    4

    Martes

    Miércoles

    Jueves

    Viernes

    Sábado

    Domingo

    Saturno directo

    Descansito

    Luna llena en Aries

    Venus en Virgo

    +

    Quincuncio

    Sol – Urano

    Descansito

    Plutón directo

    Luna en ♓️

    Luna en ♓️

    Luna en ♈️

    Luna en ♈️

    Luna en ♉️

    Luna en ♉️

    La Luna creciente en Piscis puede alimentar nuestros sueños y también puede ayudarnos a conectar con nuestra intuición y nuestro sentir. Martes y miércoles son los días ideales para hacerte una pizza y película. O mantita y librito. Y meditar. Medita mucho, dedícate un tiempo prolongado para llevar toda tu atención a tu respiración y permite que tu cuerpo y tu mente se relajen. Verás que es más fácil con esta Luna.

    El jueves y el viernes tenemos Luna en Aries. El ego y las emociones aliándose. No seas impulsivo. Aprovecha estos días para hacer tareas que requieran de tu esfuerzo. Tareas cortas, que tengas que hacer en un sprint. Y no te confundas con tus emociones. No eres tu emoción, eres mucho más que eso. Eres quien observa la emoción, así que no te atasques en ella. Y cuida un poco tu alimentación que el sábadooooo tenemos Luna en Tauro.

    Luna en Tauro en finde es como si os dijera que el fin de semana que tenéis puente va a hacer tiempazo. Enjoy. No hay nada que no pueda esperar al lunes. Disfruta. Hasta de lo que parezca un fastidio… pues la vida es como Granada, que aún con sus cuestas, lo que uno se lleva es su belleza.

    Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada, como la pena de ser, ciego en Granada

    JABEGUÍN AMIGOS

    Vamos con la sección Jabeguín, jabeguín (léase estilo corazón, corazón de Igartiburu).

    Ya me han corregido y me han dicho que se pronuncia JABERÍN. Me vais a permitir que lo repita afrancesadamente, no sea que os cause confusión el cambio de términos y no sepáis de qué va esta sección.

    Si nosotros entendemos que ellos digan clago, seguro que nos entienden con jabeguín.

    Bien, esta sección creo que va a ser un poco «a ver lo que sale» porque yo me pregunto «¿qué les enseño a esta gente?»… a palabra por semana y que sea importante o útil (esta semana os dejaré la pregunta en stories para que hagáis propuestas. No os cebéis que llevo meses, jabeguines.).

    Así que he tirado del recurso fácil: guematría.

    Vamos con la fecha más importante de esta semana (y del año): 27/9

    ¿Qué palabras hebreas tienen valor 279?

    Exacto, justo lo que estáis pensando, eso significa: coronar, embellecer, condecorar, laurear.

    ¿Cómo se dicen estos sinónimos en hebreo (el infinitivo)? AITER o EITER. No estoy muy segura. Pero vamos, si se da la ocasión y tenéis que recurrir a este término en hebreo, pues hacéis una a que ni es a ni es e y andando. En serio, lo consulto con la profe de hebreo y matizo en próximos horóscopos.

    Os recuerdo que el martes 29 tenemos el horóscopo de Leo, el curso de astrología empieza en breve (el 18 de octubre el segundo nivel y el 20 de octubre el primer nivel) por lo que ahora es el momento para que valoréis si queréis aprender astrología y pidáis información.

    Nos vemos mucho esta semana en instagram para ir comentando las jugadas signo a signo.

    Feliz semana, JABEGUINES.

     

    💜 Laura

    Para pedir cita o información, escríbeme:

    Escríbeme por WhatsApp
  • Horóscopo semanal

    Del 22 al 27 de septiembre de 2020

    Jabeguín

    ¡Hola almas bellas!

    Poco antes de que empezara el confinamiento, desaparecieron mis horóscopos semanales.

    Entendí poco antes de marzo que estamos en un momento en el que cada uno escoge de que manera quiere vivir. Este tiempo es un tiempo para eso, para darte cuenta de qué has creado en tu vida, qué quieres mantener y qué quieres potenciar.

    Así que empecé a soltar lastre.

    El primer lastre que solté fue el de las consultas de Tarot.

    Aún me escribís y llamáis mucha gente para preguntarme por ellas y, cuando os digo que ya no las hago, la coletilla o comentario es «qué pena».

    Pena ninguna. No he disfrutado jamás en mi vida como estoy disfrutando ahora con mi trabajo. No me cuesta trabajo trabajar. Me siento plena, completa, feliz, sabiendo que estoy haciendo lo que he venido a hacer, lo que me gusta y disfruto.

    Me gusta tanto mi trabajo que me pides que escoja entre sexo y terapia y tardo pocos segunditos en pedirte que cierres los ojos, respires profundamente y me digas que estás sintiendo.

    Y eso, queridos míos, no tiene precio.

    Con las cartas nunca me he sentido así, siempre ha sido una responsabilidad, un deber… aunque debo reconocer que he tenido un poquito de morriña. Y por eso he empezado a enseñar Tarot. Mejor aprender a pescar que dar un pez, ¿no?

    Otro peso que solté fue el de los horóscopos semanales.

    La verdad es que me lo paso siempre super bien haciéndolos, ya veis que si coloco el gif aquí, el comentario por allá… a mis cuerpos emocionales y mentales les encanta.

    Dejé de escribirlos antes de marzo por lo que os he dicho, porque sentí que no era momento para dar consejos o indicaciones y que si lo hacía era por obligación. Y las obligaciones y yo, ñé.

    Este tiempo me ha ido muy bien. Ya tengo la experiencia del primer nivel de astrología, he adaptado la forma de desarrollar el curso, he diseñado el taller de Tarot y el de crecimiento personal, he cambiado la web y me he centrado en reestructurar mi trabajo de forma que estoy currando con lo que verdaderamente me gusta y de forma que me siento más que bien en el desempeño. 🥳

    Y el otro día, no recuerdo que andaba haciendo en la web, pensé en los horóscopos semanales.

    Claro, no sé cuando los leéis, pero yo los escribía los sábados por la mañana, echaba la mañana con ellos de una forma amena; para mí, recordarlos es como para ti recordar cuando te ibas a comer churros al mercado los sábados. Y han sido unos cuantos sábados. Y justo ese día en el que pensé en ellos, una chica en el horóscopo de Capri, los mencionó.

    1+1 🤷🏻‍♀️

    Ya os adelanto que no pienso anclarme aquí los 54 sábados que tiene el año. Nope. En verano llega el calor y el cuerpo pide playa. Así que, si alguna semana falta, ya sabéis que la constancia y yo nos miramos con cierto desdén y en verano no contéis con ellos.

    Peeeeero, vamos con el horóscopo semanal en esta semana que es tan importante.

    Horóscopo semanal

    El 24 de septiembre se produce la Luna creciente en Capricornio.

    Capricornio, capricornio, capricornio… os infláis a leer «Capricornio», lo sé (no os preocupéis que el año que viene escucharéis «Acuario», «Tauro»… empiezan a repartirse las medallas), pero ya estáis viendo que el sistema se ha ido a la mierda.

    Ese sistema en el que tú puedes sentirte como un niño indefenso e irresponsable (tu ocupación o meta es pagar una hipoteca y luego tener una vida que simule la que nos muestran a través de libros, series y películas) en el que otros tienen que gestionar tu vida y administrarte, otorgándote una falsa sensación de seguridad y libertad ya no está.

    Están montando un pifostio de la hostia, precisamente, por eso. Ya os dije que ojito con Pedrito. Aunque han participado exactamente igual todos y cada uno de los jetas que te dicen que tienes que pasarlas canutas cada 3 meses con sometimientos fiscales que sirven para engrosar su cartera y mejorar su nivel de vida.

    Solidaridad, creo que le llaman. Tú paga, paga, paga, paga para que el otro vaya en falcon, el otro se meta coca, el otro se vaya de putas, el otro se compré un chalet, el de más allá viva la vida padre y los miles de chupópteros que están cerquita pillen más cacho. Los cinturones de Hèrmes no se pagan solos, cari.

    Vicepresidenta española que habla en bragas con alcaldes (por teléfono y según sus propias declaraciones) (igual es que se ha gastado el presupuesto de la ropa de estar por casa en cinturones, no sabemos. Que nos suban más los impuestos si no le llega.).

    Hay un gran grupo de personas que quiere vivir así. Que quieren someterse al estrés de tener un novio, marido, casa, hijos, desgastar su cuerpo, jubilear y palmarla. Quieren vivir así los que no se quieren responsabilizar de su propia existencia. Los que viven atrapados en el miedo. Los que les sale de los cataplines vivir así. Y me parece muy bien que haya gente que quiera ser un prototipo y desarrollarse como tal.

    Hay otro grupo de personas que este tiempo lo están empleando en observar el verdadero nivel de autosuficiencia del que dispone, es decir, para observar su propio sistema.

    Y el signo en el que se maneja, principalmente, las cuestiones vinculadas con las estructuras y sistemas es Capricornio.

    La Luna creciente se produce con el Sol en Libra (grado 1) y Mercurio en el mismo signo haciendo una oposición partil a Marte retrógrado desde Aries que estará cuadrando con Saturno.

    Tenemos, por lo tanto, una Luna creciente que va mucho más allá de las cuestiones que reclaman tu atención para poder crecer. El Sol comparte signo con Mercurio, que estará en el grado hasta el que retornará en su retrogradación el 2 de noviembre. La Luna lo hace con Júpiter + Plutón y Saturno, ambos a puntito de estacionar.

    Ojo con lo que contemplas alimentar en estos días porque el trabajo no va a ser a corto plazo.

    ¿Con lo que contemplas sobre qué? Bueno, depende de tu carta natal, no todo el mundo está mirando en la misma dirección ni está teniendo las mismas movidas. Vivir el mismo proceso es imposible, cada uno lo hace a su manera.

    En este caso hay mucha energía cardinal, por lo que hay que observar qué es lo que se quiere emprender. Qué quieres que crezca en tu vida. Y esto no va de que digas «quiero que crezca el dinero» y empezar a echar la lotería. Esto va de que te des cuenta de qué estás alimentando con tu atención.

    Tu atención está puesta en las mascarillas sí, mascarillas no: alimentarás eso, darle tu energía a debates estériles.

    Tu atención está puesta en encontrar pegas a tu «ahora»: pues vamos con las quejas.

    Tu atención está puesta en buscar tu punto de equilibrio, a por ello.

    No necesitas que yo te escriba aquí cual es el aspecto de tu vida que llama tu atención. Tal vez te ayude saber que puedes vivir en los próximos días incoherencias entre lo que piensas y lo que haces (Marte y Mercurio a la greña) y que si te pillas en una de esas incoherencias, no es muy recomendable que alimentes la culpa o el castigo.

    No permitas que lo que crezca en ti sea algo que te devore desde dentro. Ni las limitaciones que te imponen desde fuera, que está Saturno ahí, te hagan sentir limitado. Ni lo eres ni lo estás.

    No alimentes el automaltrato.

    Si hay incoherencias y el salto entre el «ahora» y «quiero esto» es muy amplio, traza puentes. Pon una primera piedra, no te preocupes por cómo harás esto o aquello, sólo céntrate en lo que tú sabes que ya tienes hecho y en lo que quieres alimentar.

    Centrarte en ello, escoger es muy apropiado ahora que llega el otoño. La llegada del Sol en Libra.

    Qué pocos entienden verdaderamente lo que es Libra. Libra es empezar a desprenderte del yo. Eliminar máscaras y velos que dice mi profe de hebreo. No es salir al encuentro del otro. Es desvestirte de todo lo que no necesitas ser.

    Ese es el proceso. La desidentificación.

    Claro, si el Sol brillando en Libra anima a escoger, significa que debes desprenderte o dejar de alimentar ciertos focos que reclaman tu atención actualmente. La Luna es creciente, se trata de hacer para crecer, para estimular… ¿cómo lo cuadramos?

    Aceptando la renuncia y el sacrificio, que no el sufrimiento.

    Deja a un lado la búsqueda de que el camino sea de una determinada manera y desvía tu atención desde el donde estás hacia el cómo lo transitas.

    De esta forma, siendo como es una renuncia, alimentas la atención en ti y tu propio conocimiento -que es de lo que va la vida, de saber quién y qué eres verdaderamente, sin lagunas, sin espacios en blanco-, alimentas tu autosuficiencia probándote, reconociéndote, entregándote a ti mismo. Actuando de la forma más coherente posible contigo y no con tus necesidades, que son pasajeras e hijas de tu desconexión contigo mismo.

    Allá donde está tu atención, allí estás tú.

    Y habrá ruido. Esta Luna no va a ser silenciosa y sus efectos tampoco, pero no importa.

    Estará la retro de Mercurio empujándonos a rectificar en nuestro entendimiento o posición. Marte no ha acabado su retro todavía, volveremos a poder reenfocar con distintas lentes.

    Ahora sólo tienes que probar. Y valerte de las incomodidades para ello. Cuando todo está perdido, cuando las cosas parece que van mal, cuando todo está oscuro, cuando hay miedo… puede haber detención. Y puede haber impulso.

    Impúlsate.

    No para recuperar.

    No para volver a tener.

    No para volver a sentir.

    No vuelvas. Crea.

    Impúlsate hacia ti con todas tus fuerzas, que si te quedas corto, ya llegará cuerda o descubrirás un nuevo camino. Y si te pasas de largo, ya habrá quien te devuelva.

    Fíjate en cuánto tienes que sentir y observar en estos días, pese al conveniente ruido.

    Mañana, el Sol se traslada a Libra.

    Libras ante la llegada del Sol a nuestro signo, con algún Aries y Escorpio por ahí en medio viendo que no es su mejor momento. Sorry not sorry.

    Y el 27 de septiembre Mercurio ingresará en Escorpio. Todo esto de «las 3000 posibilidades que emergen de cada opción» se diluyen y pasamos a un pensamiento y comunicación más crítica y más instintiva.

    El 26 servidora recibe la conjunción del Sol en tránsito con el Sol natal, es decir, es mi verdadero cumpleaños (aunque ya sabéis que yo nací el día más bonito del año y que ese es el 27 de septiembre, no el 26), así que no voy a estar el sábado en la mañana con el culo aquí pegado, os escribo el 28, día del perdón, por cierto.

    Aprovecho estas líneas para comentaros lo siguiente: los horóscopos anuales los estoy grabando en videoconferencias. El próximo es Cáncer que es mañana y Tauro que es el 24. De los que están hechos hasta ahora sólo he subido Libra 2021 a Youtube. Mirad que llevo años haciendo los horóscopos anuales, sabéis que siempre ha salido el general y luego Libra. Y ya, después, todos los demás.

    El horóscopo general, este año, no lo he subido todavía. 2 monarquías que me cargué en un ratito y que veremos si en Youtube lo cuento porque está para editar. No flipemos con ver los otros signos antes que el general. Por favor 🙏🏻

    Si no quieres perderte los horóscopos anuales, algo muy comprensible porque mis horóscopos molan mucho, te apuntas (es gratis, aunque si queréis hacer alguna aportación no queda mal, que echar el ratito aquí me gusta, pero es trabajo también y una coca cola en formato reconocimiento siempre se agradece) y los ves. O esperas, que en cuanto los edite y me aburra aquí esperando a que se suban, yo os cuelgo en Instagram que está disponible o lo subo aquí a la web. Keep calm, que estamos en septiembre.

    Jabeguín

    ¿Qué c*ño es esto de jabeguín, Laura? Yo os lo explico.

    Yo he visto ovnis. Te lo puedes creer, te lo puedes no creer, tú puedes hacer lo que consideres. Otro de los lastres que he soltado es tener en cuenta la opinión de los demás, con tenerme en cuenta a mí, voy más que servida.

    Yo, Laura, hablando por teléfono con amigos que estaban en la otra punta de España, he visto un objeto volador brillante moverse dirección la Luna. Y en Vitoria se veía también. Un avión ya os digo yo que no era. Yo estaba en Lérida, él en Vitoria y otra amiga en Cartagena.

    Lo vimos los 3 mientras hablábamos por teléfono durante el confinamiento.

    Plutón en Capri está excavando las profundidades del sistema. Cuando Plutón ingrese en Acuario creo que va a ser más que posible que exploremos las profundidades del cielo. Y eso no implica que salgamos nosotros de la Tierra. E igual no hay que esperar ni a Plutón porque Saturno en Acuario ya ha traído sorpresas y sustos en esa dirección.

    Sea como fuere, la cuestión es que yo, que no tengo mi origen en este planeta, tengo un nombre hebreo. Cuando mi nombre esencial me fue revelado lo primero que hice fue buscar en Google. Y salió bingo. Es hebreo y tiene un significado muy «nombre esencial».

    A las 11 de la noche en el sofá de mi casa me dio por ver y escuchar un nombre hebreo e identificarme con él. Y eso me ha llevado a pensar que igual hablan hebreo. ¿Os imagináis? Hebreo, idioma universal.

    No lo creo, pero como soy tan así, estoy aprendiendo hebreo (y mira que juré y perjuré que aparcaba el estudiar unos cuantos años, porque tela lo que ha sido estudiar terapia regresiva; no os hacéis una idea de lo duro que ha sido el camino estos dos años) y he pensado que unos conocimientos básicos -pero que muy básicos-, nos pueden ir bien a todos. Así que hoy os comparto esta palabra que se pronuncia así: JABEGUÍN y que será el nombre de la nueva sección semanal.

    JABEGUÍN.

    Amigo.

    Porque quien tiene un amigo, tiene un tesoro.

    Nos leemos cuando haya cantado a pleno pulmón que ya he dado 34 vueltas a este Sol.

    Feliz semana, JABEGUINES.

     

    💜 Laura

    Para pedir cita o información, escríbeme:

    Escríbeme por WhatsApp

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies