Saltear al contenido principal
911196912 806430603 consultas@lauravera.es

Al utilizar el tarot o acudir a el es importante tener claro en qué puede ayudarte y en que no.

Para esto hay que tener dos conceptos muy claros.

Las lecturas de cartas te ofrecen una descripción en diferentes niveles de una situación o de una persona, es decir, el tarot te explica qué piensa, qué quiere, qué necesita, qué busca, cómo vive alguien el aspecto por el que quieras preguntar. También puede describirte una situación, un hecho, un momento.

Si te fijas estoy hablándote del presente, es una descripción de algo que se está viviendo o sintiendo ahora. En esta descripción se incluye la coletilla de “esta situación lleva a esto”.

Con coletilla no quiero decir que el tarot ofrezca pocos detalles del futuro, al contrario, puede definir muy bien el resultado de una situación, la cuestión es que este resultado es algo futuro por lo que aquí sería donde encontraríamos la función premonitoria de las cartas pero antes de esta función también cumple una misión importante, el tarot revela que actitud y sentimientos reales tiene una persona en el presente.

Todos tomamos decisiones continuamente, pequeñas, grandes, relevantes o que no sirven para absolutamente nada, pero vivimos en un continuo movimiento.

Las cartas este movimiento lo preveen, generalmente solemos actuar en una misma línea, por ejemplo, si quieres adelgazar actuarás en esa línea, intentarás hacer una vida más saludable, lo dejarás o no… pero actuarás de acuerdo a tu forma de vivirlo y de ser.

Las cartas recogen estas variantes e indican cual es el resultado que se ajusta a diferentes factores como pueden ser tu forma de ser, los obstáculos externos que puedas encontrarte, el compromiso que tengas para contigo mismo, si eres una persona constante, que importancia tiene para ti el objetivo, la confianza que tienes en ti y un largo etc…

El hecho es que las cartas van a hablarte con mucha seguridad de los resultados o futuro cercano, calculan un cúmulo de factores para encontrar el camino de tus próximos pasos pero, a medida que pase el tiempo, tú haciendo uso de tu libertad puedes cambiar de opinión de forma radical o ir tomando pequeñas decisiones que vayan desviando tu camino hacia otras lindes.

tarot visa

Por eso siempre digo que las predicciones a corto plazo (3-6 meses) con las cartas tienen una gran validez, a medio plazo (6-12 meses) es muy fiable y, a partir de ahí, es bastante complicado poder poner la mano en el fuego y no quemarse con un pronóstico. Estaríamos hablando de un 75% de posibilidades a partir de los 12 meses y decreciendo a medida que avance en el tiempo los pronósticos.

Si es cierto que si hay algo muy muy marcado en el destino de la persona que consulta se pueden ver detalles del futuro a largo plazo pero yo creo firmemente que el destino nos lo forjamos nosotros con esas decisiones de las que os he hablado antes por lo que hablar de futuro a muy largo plazo con total seguridad para mí no es una realidad.

Entonces, partiendo de este punto, entendemos que el tarot nos puede ayudar a conocer el futuro cercano y a medio plazo y detalles relevantes del presente que pueden ayudarnos a entender a otra persona, saber qué podemos esperar o, simplemente, nos puede ayudar a tomar la postura más adecuada.

Por otra parte, el otro concepto que hay que tener claro a la hora de realizar una consulta es que el tarot no es un desatascador, ni una máquina fabricadora de milagros, porque consultes el tarot no vas a conseguir que llegue antes tu futuro. El tarot no te pone nada en el camino, te indica los pasos y te aconseja pero siempre son tus propios pasos quienes lo hacen, por lo que acudir al tarot para conocer está muy bien y es muy útil, utilizar el tarot como el milagrito de Lourdes no sirve.

Volver arriba