el ermitaño

El ermitaño

El ermitaño es la carta número 9 de la baraja de tarot. En esta lámina se ve representado un anciano que se mueve entre la oscuridad iluminando el camino con un farol.

Significado de la carta del ermitaño al derecho

La oscuridad de la carta del ermitaño ya nos invita a pensar en soledad en el momento de verla y es que, en realidad, el ermitaño es un reflejo de la soledad y el descubrimiento interno.

La carta del ermitaño simboliza la meditación, el aislamiento, las divagaciones internas para escucharse a uno mismo en lugar de escuchar el entorno.
Cuando aparece la carta del ermitaño se interpreta como que el consultante no se deja influir por lo que puedan decirle los demás, está tomando las decisiones por si mismo e intenta aislarse para lograr una buena calibración o entendimiento de ciertos hechos.
Esta carta también nos aparece cuando las cartas quieren indicarnos que hay cosas ocultas aunque, al contrario de la luna, estas no tienen porque ser negativas, tal vez es solamente una parte de la persona que el consultante no quiere dejar al descubierto.
La carta del ermitaño también nos habla de tiempo, nos habla de lentitud, todo lo que viene precedido por esta carta son cosas que sucederán a medio o, incluso, largo plazo.
El ermitaño se interpreta como constancia, paciencia, lentitud, meditación y aislamiento o soledad.
El ermitaño simboliza a Virgo y todos los atributos que representa este en la astrología.
La carta del ermitaño al derecho te aconseja que tengas muy en cuenta a las cartas precedentes y dejes de lado lo que indiquen las siguientes.

Significado de la carta del ermitaño invertida

La carta del ermitaño invertida significa timidez, excesiva soledad, es el extremo de la espiritualidad o del aislamiento que lleva a perder la noción de la realidad.
La carta del ermitaño invertida también indica falta de luz, es la avaricia, la impotencia, la soberbia, la pérdida de coherencia, es el caos absoluto que no puede dar un buen resultado o llevar a buen camino.
Esta carta también se utiliza para representar a los méndigos, recordando que no solamente se mendiga dinero… también hay personas que mendigan amor, cariño, tiempo…
La carta del ermitaño invertida te dice que has perdido el camino. Vuelve atrás.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Laura Vera como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestión de los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Derechos de acceso: podrás rectificar, limitar y suprimir los datos en consultas@lauravera.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: la encontrarás en mi página web: https://www.lauravera.es, así como consultar mi política de privacidad.